¿Escuchas el llamado de tú cuerpo?

¿Escuchas el llamado de tú cuerpo?

  • Dejar tu oficina para tomar un baño a las 11:00am.
  • Dormir a la hora de comer.
  • Ir a la cama a las 2 de la mañana después de leer y escribir apasionadamente.
  • Hacer un entrenamiento físico exigente aunque tenía más de 1 semana sin mover mucho mi cuerpo.

 

Para algunos los actos señalados pueden ser sinónimo de falta de disciplina (también mi antiguo “yo” lo creía así), más ahora son sinónimo de escuchar y atender el llamado de mi cuerpo.

 

Este mes de Mayo, celebro mi primer año de haber re-estrenado una relación con mi cuerpo, en donde mis cuidados alimenticios se vieron ampliamente transformados.

 

Aunque desde adolescente cultivé conocimientos y practicas sobre como nutrirme, hacer consciente mis ambiciones como emprendedora, madre, esposa y mujer, requiere acciones determinadas en mi autocuidado, y para esto el cuerpo resulta ser el mejor termómetro para entender como manejar mi energía en una forma que me alcance para hacer lo que me resulta importante....¿Te interesa?

 

“Sin salud y sin un cuerpo energético” no llegas a ningún lado ¿cierto?, no importa cuán bueno seas en el uso de tus talentos, logro de resultados o tus finanzas….”Si no te cuidas”, el vehículo que te conduce a tus objetivos (tu cuerpo), te dejará a medio camino y con él se quedarán en sueños irrealizados tus objetivos.

 

El ritmo de vida de hoy nos vende la idea de que “todo el tiempo tenemos que estar cosechando o produciendo”, lo cual: (1) no es lógico, (2) no es posible, y lo más importante (3) es anti-natural para nuestro cuerpo……especialmente para la mujer cuyo cuerpo se expande y contrae todos los meses y con ello cambian nuestros niveles de energía y foco.

 

Acabar con la cultura de “hacer, hacer y hacer todo el tiempo”, no ha sido una tarea fácil para mi, y estoy segura que si has cultivado ciertos resultados en tu vida, tampoco lo es para ti, ¿sabes porqué?, porque esa es la única forma en la que muchos aprendimos a ser productivos y en la que muchos confiamos como medio para ser exitosos.

 

Un libro que me encanta y que me invitó hace algunos años a hacer una profunda introspección sobre mis ciclos de energía y mi cuerpo fue: “The season of Change” de Carol McClelland, en donde propone una relación metafórica entre nuestras habilidades para cambiar o tomar decisiones con base en las 4 estaciones de la naturaleza.

 

¿Qué tal si te encuentras en la estación de “invierno” en tu vida y quieres moverte, crear, o lograr cosas que requieren una energía de verano?

¿Cómo sería tu relación contigo si reconocieras y aceptaras la estación o nivel de energía en la que te encuentras y no lucharas para que fuera distinto?

Te digo como sería…….”MUCHO MÁS FÁCIL”

No estrés

No auto-reclamos

No a exigencias que tu cuerpo no quiere atender

 

 

Algunos de los descubrimientos en este año de desarrollo de nuevas practicas de autocuidado fueron:

 

  • Reaprender a descansar sin culpa. Un síntoma de que somos víctimas de la cultura de “cosecha infinita”, es cuando sentimos culpa por descansar cuando lo necesitamos y tenemos muchos pendientes.

 

  • Crear practicas y rituales que te den placer. Tomar un baño relajante, disfrutar con todos tus sentidos y atención de una buena comida o un té, hacer algo divertido e inesperado durante un día de trabajo, planear aventuras en familia….. A tu cuerpo y a tu cerebro le gusta el placer….y le hace sentir y pensar “mejor”.

 

  • Detenerte cuando tu cuerpo dice “estoy cansado”, y asumir los costos de decir no a algunas invitaciones en tu vida. Cuando dices “no”, le estás diciendo a otras cosas “si”. Luce como una reflexión obvia, pero la pregunta es: ¿La ponemos en práctica?

 

Si te resulta inspiradora esta lectura, te invito a leer un artículo anterior llamado Carta a mi Cuerpo, escrito en octubre del 2016 como celebración a mis progresos en cambios alimenticios y de autocuidado que me dieron más energía para vivir con plenitud todos los roles de mi vida y también tener tiempo para mi.......Si quieres conocer de cómo inicié todo el proceso lee: ¿Detox para el cuerpo o para la mente?

Please, please, riega la voz y comparte con quien lo veas conveniente. Puedes hacerlo dándole click en los iconos de la imagen para compartir en redes sociales arriba.

Si quieres recibir semanalmente mis artículos a tu correo registraté aquí

Como siempre me encantará saber de ti. ¡Déjame tus comentarios!

 

Éxitos,

Coach Maru García

PD: Hoy es un buen día para cultivar una práctica que te traiga placer. En la imagen mi momento placentero días atrás en la tina de mi casa, ambientada 100% a mi gusto y para mi.

Comentarios ( 2 )

  • Cecy Orbegoso

    Genial Maru, de verdad que me siento culpable en esta agitada vida cuando descanso, siento que pierdo el tiempo, pero despues de leerte lo voy a ver desde otro angulo

Deja un comentario