Carta a mi Cuerpo

Carta a mi Cuerpo

Sin ti, no voy a ningún lado.

Te contraes y te expandes cada mes.

Me provees de ilimitadas sensaciones y placeres.

Das vida a otro ser, y cuando lo haces entregas todo.

 

Cuando te nutro con alimentos verdaderos conversamos mejor.

Cuando te desatiendo y te pierdo……me pierdo.

 

Eres tan gentil que das señales cuando quién está a cargo “yo”……abusa de ti.

Estás en las buenas y en las malas.

Contienes lo incontenible.

Eres mi mejor vehículo para reconocer cuando algo no me sienta bien.

 

Te doy gracias por siempre, siempre estar a mi disposición.

Me disculpo por todas las veces en el pasado en las que no te he escuchado.

También me disculpo por adelantado, por las veces en el futuro en las que caeré en la tentación de hacer más a costa de ti.

 

Bendigo mi cuerpo y sus infinitas capacidades.

Bendigo tu perfección divina.

 

Despertar un día en la playa sintiéndote orgullosa de usar tu bikini, va mucho más allá del simple placer vanidoso.

 

Mi nuevo cuerpo post-parto me recuerda mi capacidad de cuidarme, nutrirme y amarme.

Cuando le doy alimento nutritivo a mi cuerpo...me estoy diciéndo: "Me amo".

Después de casi 20 semanas de cuidados alimenticios estreno nuevo cuerpo, nueva energía.

 

La energía de una mamá emprendedora en sus cuarentas.

La energía de una soñadora empedernida que no se descuida en crear cada día las prácticas que mejor atiendan sus necesidades de crecimiento y deseos de ser feliz.

 

Hoy con orgullo celebro el haber conectado con la fuerza necesaria para nutrir mi cuerpo en formas que nutren mis emociones, mi espíritu, mi auto-concepto y porqué no, que nutren mi alma.

 

“Honro el templo en el que habito cuidándolo”

"Más autocuidado = Más Productividad"

¡Éxitos!

Coach Maru García

PD1: Si tienes curiosidad de conocer como usé la automotivación a mi favor + algunos recursos que me ayudaron a cuidar mi cuerpo, escríbeme sobre cómo te sientes con tu cuerpo y cuáles son tus ambiciones.

PD2: Las imagenes de éste artículo fueron tomadas en unas mini-vacaciones familiares en Nuevo Vallarta, México.

Comentarios ( 6 )

  • Javier García

    Muy ciertos y bonitos comentarios También considero que nuestro cuerpo es un maestro de vida nos dice que hacemos mal. Si estamos en un exceso que debemos corregir, solo que no hacemos caso algunas veces. Y debemos aceptarlo tal cual es ya que lo que rechazamos pasa a ser como nuestra sombra nuestro lado negativo que nos seguirá a todos lados y nos acarreará problemas.

    • ¡Hola Javier!, gracias por compartir tus reflexiones. Tú que trabajas y expresas tus conocimientos a través de las mujeres y la reproducción femenina, sabes que el cuerpo es nuestro templo y el templo de la humanidad. ¡Abrazos!

  • Aidee Granados

    Maru, felicidades! Me encantó tu escrito y el gran amor por tu cuerpo y tu vida!! Me permites compartir tu artículo en Rosa es Rojo? Queda como anillo al dedo, pues justo uno de nuestros pilares es la alimentación, cuidado y amor al cuerpo. Besos Maru.

    • Hola Aidee, que gusto leerte. Me encanta tu proyecto “Rosa es Rojo”. Me encantará que lo compartas. Quiero transmitir a todas las mujeres que desde nuestra fuerza femenina es posible cuidarnos y atendernos….En mi caso le dije “bye bye a las excusas”. Sin salud no hacemos nada, entonces ¿Qué mejor que curarnos y amarnos en salud?. ¡Abrazos Aidee!

      • Adrián Cottín

        También nosotros los hombres necesitamos este poderoso mensaje.

        • Me alegra saber que eres un hombre con la sensibilidad de saber que el contacto, comunicación y escucha a nuestro cuerpo es una asignación de SER HUMANO. ¡Gracias por compartir!

Deja un comentario