Vivir las Emociones. Parte I

Vivir las Emociones. Parte I

Marianne Williamson, una de mis autoras favoritas acaba de publicar su nuevo libro llamado “Tears of Triump”, (Lágrimas de Triunfo). Al leer este libro me encanta como  hace especial énfasis en como nuestra sociedad (influida por grandes intereses comerciales), vive la tristeza como una patología, lo que implica que estar triste es estar enfermo.

 

¿Qué significa que la tristeza se ha patologizado a mi entender?

 

Significa que para muchos es común que apenas sentimos tristeza, y se estaciona poquito como es natural, automáticamente lo asociamos con que algo está mal en nosotros.

 

“Posponer o negar la emoción básica de la tristeza no puede más que hacer que se quede”

 

Como mamá desde hace 10 meses, ha sido interesante auto-observar el flujo de emociones que sin duda están más a flor de piel, lo que me ha permitido a su vez tener más conciencia de sensaciones, causas, efectos, y cuando hay sobredosis de ellas, sentirme confundida con facilidad.

 

Sorprenderme llorando por razón específica  N I N G U N A  en ocasiones fue difícil, y mientras me dejaba llorar mi mente me ofrecía esto:

 

Pero si tengo lo que tanto deseaba….

Pero si soy afortunada de elegir trabajar desde casa….

Se trata sólo de que estás cansada….

Y la lista puede continuar.

 

No importa cuántas razones válidas encontrara para argumentar que la fuerza de mi tristeza no se justificaba…..ella estaba allí.

 

Aceptar que tu vida ha cambiado, aunque por maravillosas y milagrosas razones, trae consigo lo que llamaría una “remodelación de tu identidad” ¿quién soy ahora?; pero también trajo consigo la despedida “en cierta forma”, de un modo de vida anterior que ya no es, y que ya no está.

 

Reconocer la tristeza y contemplar una nueva distinción “Mi forma de vida anterior ya no está”, me ha permitido tener importantes progresos, no sólo para darle más abiertamente la bienvenida a la tristeza y sentirme mejor, sino también en mi capacidad de redescubrir formas más internas de sentir libertad, confort y placer, que son justo las experiencias de vida que fueron más afectadas desde que soy mamá.

 

Mientras asistía a mis sesiones grupales pre-natales y post-parto aquí en California, cada sesión iniciaba pidiéndome que contestara un cuestionario para validar si tenía depresión. La verdad el cuestionario me era muy gracioso, pues no lo identifico como un recurso para identificar realmente lo que pretende. Sin embargo, por la insistencia con la que desean monitorear esto en nosotras, en ocasiones me pregunté y me sigo preguntando ¿Será que tengo depresión? jajajaja…..y luego recupero los sentidos, y descubro que simplemente estoy permitiéndome sentir la tristeza por las facetas de mi vida que están cambiando, o que al menos están en proceso de transformación aún.

 

Lo maravilloso de nuestra capacidad humana, es que así como podemos sentir una profunda tristeza, somos capaces de sentir profunda alegría, profundo coraje, o profundo miedo….por mencionar algunas de las emociones básicas.

 

De la autora Brené Brown, especialista en el estudio de la vulnerabilidad me quedó marcado esto:

 

“No existe tal cosa como vivir las emociones buenas (usualmente consideradas la alegría, el amor, la ternura), y NO VIVIR las emociones malas (usualmente consideradas el miedo, la tristeza y el coraje), si cierras tu corazón a unas, cerrarás tu corazón a todas”

 

O como dice otra importante autora quién con sus entrenamientos influyó profundamente en mi alfabetización emocional, Susana Bloch:

 

“Las emociones no son buenas ni malas, simplemente son”

 

Aprender a vivir las emociones es darle la bienvenida a todo aquello que voy sintiendo desde la curiosidad.

 

“La tristeza es una iniciación sagrada”

Marianne Williamson

 

En mi siguiente artículo profundizaré en la propuesta de Susana Bloch y su método para navegar las emociones “Alba Emoting”. Desde ya te invito a que reflexiones sobre:

 

¿Cuáles emociones te permites vivir más, y cuáles tal vez por aprendizaje social, familiar o elección personal tiendes a bloquear, negar o posponer continuamente?

 

 

Si éste artículo resonó contigo….C O M P Á R T E L O, y déjame tus comentarios en el blog.....al leerte en la sección de comentarios dibujarás de inmediato una sonrisa en mí.

 

¡Éxitos!

Coach Maru García

 

PD1: Si quieres conocer más sobre el libro de Marianne Williamson, te invito a ver la introducción que ella misma hace en éste video. Si no te es cómodo escucharla en inglés, puedes seleccionar la opción subtítulos, y elegir idioma español (no es una traducción precisa más es una buena ayuda).

PD2: La imagen de éste artículo fué tomada en San Francisco por Omar Ron Zekos, emprendedor y aficionado a la fotografía.

 

Comentarios ( 4 )

  • Maritza Garibi

    Las emociones que más me permito vivir son las de pareja, familiares y deportivas, me encanta estar al dado de mi pareja compartiendo gratos momentos de intimidad, paseos, aventuras y negocios. Me encanta convivir con nuestros hijos y nietas, siempre luchando por qué no se pierda la unión familiar, siempre hemos sido unidos y gracias a Dios las parejas de nuestros hijos también se han adaptado a eso,por supuesto siempre respetando sus desiciones familiares.
    Las emociones cambian en el transcurso de tu vida, nunca debemos plantarnos en una etapa, ya que eso caería en un estancamiento, y aburrimiento. Hay que vivir las emociones que se vayan presentando pasa disfrutar de la vida, cada día al despertar tenemos que levantarnos con una ilusión.
    Un nueva emoción añado ahora y es la deportiva, me encanta competir y esto me hace sentir jóven y lograr metas.
    Las emociones que tiendo a bloquear son las de amistades de matrimonios infieles. Yo estoy de acuerdo en que si una pareja no se entiende está en todo el derecho de separarse y que cada quien rehaga su vida, pero la traición o el engaño es lo que no tolero por qué se tiene que tener un respeto a los hijos, la casa y a la persona que algún día se amo. Detesto la hipocresía y falsedad.

    • ¡Gracias Maritza!, me alegra mucho que te encuentres en una etapa de vida en la que al explorar nuevas experiencias conectas con facilidad con variadas emociones. Veo con curiosidad en el describir de tus experiencias emocionales el vínculo que haces a contextos de vida y relaciones. Ciertamente nuestra vida transcurre en diferentes roles y momentos que nos provocan distintas emociones. En mi siguiente artículo hablaré de las emociones básicas son 6 (alegría, tristeza, miedo, rabia/corage, ternura y erotismo). Por lo general no hemos sido educados para llamar a las emociones por su nombre y entiendo que al describir tu experiencia emocional sea más sencillo hacerlo recurriendo a momentos de vida, la familia, competencias.Llamar a cada emoción por su nombre nos da más claridad en lo que vamos sintiendo y así elegir ¿qué queremos hacer con lo que sentimos?…..guardarlo para nosotros, compartirlo, encaminar una decisión…..Quédate en sintonía y me cuentas tus reflexiones en mi siguiente artículo. ¡Me alegra mucho verte por aquí!

  • Ayehza

    Wooowwww Maru, me encanta tu artículo ….vivo a diario con mis emociones, a veces las dejo fluir y otras no como bien lo describes; muchas veces tristeza, otras salir corriendo por la impotencia o miedos y decido seguir adelante. Porque el estar como inmigrante a mis 61 años, cuando nunca me imaginé vivir fuera de mi país, solo de Turista! Dejando mi casa y gran parte de mis afectos. Bueno, me toca lidiar con todo esto, fue mi elección! y busco respirar esos sentimientos y otra vez seguir adelante! Agradecida con Dios y la Vida!

    • ¡Hola Ayehza!
      Sin duda luce que vives un momento único. Para mi una mudanza a otro país es como una iniciación espiritual (imagino muy bien lo que puedes estar sintiéndo, también he estado allí con numerosos cambios de país)….todo lo que implica disponerte a vivir desde otro enfoque, y familiarizarte con todo nuevo a tu alrededor te da la oportunidad de conocerte más y desarrollar más confianza en tus capacidades para tomar las decisiones que te nutren y hacen crecer…..AHORA, todo suena muy bien hasta acá, más ciertamente el inicio es lo más desafiante, además del tema emocional tu cerebro tiene que pensar más y razonar más todo y esto requiere voluntad. Me alegra que usas la palabra “respiro los sentimientos y sigo”……en mi siguiente artículo hablaré sobre el respirar de las emociones y lo importante de la dimensión corporal (usar tu cuerpo). Transitar este cambio será una conquista que nadie puede lograr por tí, más que tú, si ha sido posible para muchos, será posible para ti. ¡Éxitos Ayehza!

Deja un comentario