El mundo con el que Sueño

El mundo con el que Sueño

Cuando todo parece confuso, difícil y las energías físicas son escasas para avanzar con mis ambiciones, me gusta recordar el mundo que yo sueño.

 

 

En el mundo que yo sueño, “todos los seres humanos son sanadores”, ¿sabes porqué?, porque todos se han enfocado en explorar sus talentos y misión de vida……y cuando vivimos desde el centro de nuestros talentos, el deseo de compartir, enseñar y finalmente ayudar a otros es inevitable.

 

 

Como prueba de lo anterior:

 

¿Recuerdas alguna experiencias del pasado donde mientras aprendías algo sumamente útil o revelador para ti, pensabas en alguien más que también podría beneficiarse?, o tal vez te sucedió que ¿Pensaste justo en que el beneficio que estabas teniendo en tu vida con ese aprendizaje, también beneficiaría a alguien querido por ti?......Bien, si esto te ha sucedido, y has tenido conciencia de ello, justo allí está participando esta tendencia natural y deseo auténtico que tenemos todos los seres humanos de apoyar y ayudar a otros en su camino.

 

 

No necesitas ser psicólogo, coach, terapeuta holístico, entrenador, consejero, consultor……..”Si tú vives usando tus talentos y esto está en sintonía con tu misión de vida, por consecuencia desearás enseñar y ayudar a otros a crecer, expandirse y/o a sanar”.

 

 

En el mundo que yo sueño, las personas aprendieron a usar la crítica (interna y externa), en una forma que les invita a expandirse y no a contraerse. Si hay algo que hoy es un virus letal, son las silenciosas conversaciones que tejemos con nosotros mismos, en donde no hay permiso para equivocarse, no hay permiso para descansar, no hay permiso para mostrarnos vulnerables o sensibles, no hay permiso para vivir desde nuestro auténtico ser.

 

 

En el mundo que yo sueño, vivimos desde la “certeza de lo posible”, porque estamos hechos de perfección divina, de una máquina corporal que fue creada, germinada y se mueve a la perfección, aún a pesar de nuestros descuidos e inconsistencias. La certeza de lo posible es nuestra capacidad de asumirnos seres espirituales, y alimentar el hambre de nuestro espíritu con aquello que le hace crecer y desarrollarse.

 

 

En síntesis, en el mundo con el que sueño, se requieren sólo 3 cosas:

 

  1. Usar y desarrollar mis talentos para servir a otros.
  2. Aprender a amarnos y aceptarnos desde nuestro auténtico ser.
  3. Alimentar y cultivar nuestra espiritualidad.

 

 

Si hoy tú decides cultivar más esto en ti, estarás contribuyendo a la humanidad……estarás contribuyendo con mi sueño.

Yo me comprometo conmigo….¿y tú?......¿Te comprometes contigo?

En la imagen de este artículo está mi altar personal, espacio material que me recuerda mis anclas y alas espirituales. Allí tengo mi diario, mis tarots varios, mis mensajeros angelicales, luz de vela, belleza de la lavanda, mi bandera venezolana guardadita, piedras…..entre otros….pues como la vida misma…..voy sumando o restando según el foco que le doy al momento en el que me encuentre.

 

Será de enorme placer que me compartas en los comentarios aquí abajito lo que esta lectura provocó en ti.

 

¡Saludo al líder en ti!

Coach Maru García

PD: Me encuentro diseñando un nuevo programa online y me encantará conocer sobre tus intereses y saber si podrías beneficiarte de esta experiencia de aprendizaje. Te pido me apoyes respondiendo a una sencilla encuesta que he diseñado. Será de mucho valor para mi ¡Gracias!….puedes entrar aquí

 

Comentarios ( 4 )

  • Melissa Cottin

    Así es Maru.. que podemos ofrecer si no tenemos para dar? cultivar mi ser interior, conectar y alinear mi espíritu, mi mente y mi cuerpo es una de las tareas ne las que me mantengo enfocada. Es una de las razones de búsqueda permanente.
    Una tarea de todos los días, es la de observadora. Observo mi mente, mis pensamientos mis emociones. Al colocar todo esto, como en una pantalla, “esa loca…..” ( así llamo a la mente), que de momento se cree poderosa, simplemente pierde fuerza y poder.
    Es increíble observarla de día y de noche, no se para nunca, su actividad, procesamiento, pero sobre todo el papel de saboteadora, es el más común de todos.
    Me he preguntado una y mil veces, si sólo utilizo el 10% de la mente, que hace? y a que se dedica el otro 90%. Es abrumadora lo poderosa que es, bueno, se cree que es…
    El iniciar un emprendimiento es iniciar un camino hacia dentro, en el que constantemente estás retando, tu paciencia, tu comprensión, tu tolerancia, tu comprensión por ti y por el otro, tu capacidad de reacción, de creación.
    Salir victoriosa en esta ruta, será la inspiración para otros, ya no desde la experiencia de otro sino desde la tuya, pero sobre todo desde la mejor versión de ti misma..
    Sigo observando!! Gracias Maru por agudizar mis sentidos..

    • “La mente es la loca de la casa”, así lo decía Santa Teresa de Jesús. Me alegra que seas observadora disciplinada de tu mente, más tú como mujer sabia que eres, conocerás que allí no están todas las respuestas. Ver los pensamientos como semillas que hacen germinar nuestros deseos es vital, sentir las emociones y vivir la vida en el presente lo es más aún.¡Éxitos!

  • Omar Landaeta

    ¡Qué bonito leer esto!
    El mundo que sueño es lo que me permite seguir adelante con lo que decido llevar a cabo. En el mundo que yo sueño, todas las personas aportan cosas positivas al resto del mundo…
    Me gusta mucho cuando se y entiendo que mis talentos, bien desarrollaos, están ayudando a otros. No hay muestra más bonita y efectiva de amor que servir y ayudar a otros.
    Usualmente, en mis estudios de especialización, la mayoría de mis profesores hablaban de la importancia de servir a otros y de influir positivamente en ellos. Vivir esa experiencia, no tiene precio.
    De esta manera, es como John C. Maxwell dice que se construyen los líderes.
    Cultivar tu espiritualidad y ser mejor persona cada día, es lo que nos llevará a tramitar ese camino del liderazgo.
    De esta manera, te digo que … ¡Yo me comprometo a ser cada día mejor persona! Así, influiré de manera positiva en la gente que me rodea…

    Tu altar es bellísimo y la mejor parte es saber que está nuestra hermosa bandera por allí… !Viva Venezuela!

    Un gran abrazo, Maru.

    ¡Feliz domingo!

    Domingo de tranquilidad para hacer tus lecturas y recomendarlas…

    • ¡Eres uno de los míos!, y sé que con tu ejemplo contagiarás y lograrás que otros logren el compromiso más importante de nuestras vidas que es con nosotros.

Deja un comentario